Aquí, en esta suscripción no queremos niños, niñas ni niñes zombie.

Me acuerdo cuando era pequeño y veía a Alaska cantando esta canción en el programa de los sábados por la mañana La bola de cristal con la bruja Avería… ¡qué tiempos!

En Harry Potter, hay una escena donde los tíos de Harry intentan por todos los medios evitar que reciba las cartas de invitación al Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería.

Seguro que lo recordáis.

Al final, miles de lechuzas comienzan a enviar, todas a la vez, cartas de invitación para Harry.

Entran cartas por las ventanas, por la chimenea, por las rendijas de las puertas…

Ahora piensa… imagina la escena…

¿Qué se podría hacer en la casa una vez que esté completamente inundada de cartas de invitación a Hogwarts…?

Probablemente poco, o nada, sería imposible hacer nada en la casa, completamente inundada de cartas; casi ni podríamos movernos.

Con este símil, entenderás mucho mejor uno de los riesgos que tienen las redes de ordenadores, y por qué es importante que lo conozcas.

Saber estas cosas nos ayuda a explicarlo a nuestros hijos y a que estemos más preparados como padres para saber cómo proceder.

Hay un tipo de ataque informático que se llama DDoS, Distributed Denial of Service (denegación de servicios)

Las lechuzas y las cartas sería una fiel representación de este ataque informático.

Se produce cuando miles de ordenadores mandan información simultáneamente a un mismo ordenador, por lo general uno importante, un servidor por ejemplo.

Llega un punto que lo hacen inutilizable, porque ese servidor ya no puede servir nada, y se colapsa. Se queda fuera de servicio. No funciona, ¡kaput!

Las lechuzas, en este caso son los ordenadores, y para conseguir miles de lechuzas, sin tener que comprarlas —es que las lechuzas cuestan hoy más que la energía eléctrica 🙂 — los delincuentes digitales (hackers) intentan infectar tu ordenador (tu lechuza), a través de virus informáticos, que les permiten controlarlo desde donde quiera que estén.

Miles de ellos. Los ordenadores infectados de esta forma los llamamos ordenadores zombis.

A la red de ordenadores infectados que trabajan de forma conjunta para cometer el delito, le llamamos botnet o red de ordenadores infectados.

Una vez infectados y ya formando parte de su red maléfica, lo que los delincuentes pueden hacer con estas redes de miles de ordenadores a sus órdenes son ataques que tienen nombres y apellidos.

Lo que nos interesa saber en casa es que si no tienes antivirus, si no tienes cuidado de lo que instalas en tu ordenador…

Te puedes convertir en uno de los ordenadores infectados que los hackers (los delincuentes informáticos) pueden usar para realizar otros ataques.

Como conseguir dinero por hacer clic en anuncios de publicidad, por ejemplo.

O como ordenador de salto para ir a otros ordenadores y hacer que se pierda la pista de sus ataques.

Y la pregunta del millón ¿cómo infectan tu ordenador o tu móvil?

Es la más fácil de responder también…

por nuestra ingenuidad y desconocimiento.

Porque ni hemos sido educados en los riesgos digitales, ni nos han enseñado cómo detectar noticias falsas, o promociones y regalos que nos prometen un teléfono nuevo, o un cheque regalo… y esconden un fraude o delito.

Mucha gente adulta cae en las trampas, y los virus informáticos, los programas que convierten nuestro dispositivo en un zombi ya tienen vía libre.

¡Si esto nos pasa a nosotros los mayores, imagina un niño de 10 o 12 años!

La moraleja, lo que debéis tener siempre claro en casa:

Nuestros dispositivos tienen un antivirus y no instalamos ningún programa en nuestro ordenador de procedencia dudosa. Ni tú ni tus hijos, ni el vecino.

Toma nota y aplica en casa… y comentad esta metáfora de las lechuzas con vuestros hijos… si podéis poner la escena de Harry Potter, mejor 🙂

Por cierto, si te suscribes te llevas de regalo la «GUÍA DE ACTIVIDADES DIGITALES EN FAMILIA PARA UNA SEMANA COMPLETA»

Suscribirte es gratis, y darte de baja, ¡también!

Añade tu email abajo y pulsa el botón, para aprender un poco de tecnología y sobre formas creativas de enseñársela a tus hijos:

Para cumplir con el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos) y entender que tus datos están seguros, debes leer y aceptar la política de privacidad. Tus datos serán guardados en MailingBoss, proveedor de email marketing de Builderall, que también cumple con el RGPD, así que todo está protegido y amparado por la ley

Publicaciones Similares